Viajar con perro tras los pasos del Quijote

20 Nov 2020 · No hay comentarios

Hoy queremos proponeros un viaje diferente. Si os gusta la literatura y os encanta descubrir las tradiciones de los territorios, no podéis dejar de realizar la conocida como Ruta de Don Quijote, eso sí, siempre en compañía de vuestro perro.

Existen varias opciones diferentes para seguir los pasos del Quijote, desde la ruta turística que comprende todas las localidades manchegas que se relacionan de alguna forma con la novela, hasta las rutas literarias que se centran en las diferentes salidas referidas en el obra literaria. Dado que las segundas están, de alguna forma, comprendidas en la ruta turística, nos centraremos en esta última, pero si buscáis rutas más cortas o preferís centraros en momentos concretos de la novela, dichas rutas literarias son una buena opción.

Puerto Lápice, en la Ruta de Don Quijote. Foto: Ruta de Don Quijote
Puerto Lápice, en la Ruta de Don Quijote. Foto: Ruta de Don Quijote

La provincia de Toledo está repleta de bellos paisajes, de pueblos con mucho encanto y más historia, de escenarios literarios y de monumentos que descubrir. Esta ruta turística de Don Quijote es una buenísima oportunidad para disfrutarlos, para recorrerlos, para conocer un poquito mejor esta provincia tan mágica y deslumbrante. Es también una ruta perfecta para recorrer durante todo el año, aunque no hay duda de que los colores del otoño la dotan de unas tonalidades y un encanto aún más especiales.

Comenzaremos el recorrido en la capital, Toledo, una ciudad que puede considerarse como un museo en sí misma, repleta de monumentos de todas las épocas, y declarada en su totalidad Patrimonio Mundial de la Humanidad por la UNESCO. Desde allí, nos dirigiremos después a Consuegra, con sus impresionantes molinos, una parada imperdible si hablamos de una ruta sobre Don Quijote.

Los famosos molinos de Consuegra. Foto: Ruta de Don Quijote
Los famosos molinos de Consuegra. Foto: Ruta de Don Quijote

En Consuegra seremos ya testigos del típico paisaje manchego. Esta será nuestra puerta de acceso a las páginas de la novela y así, en compañía de nuestros amidogs, recorreremos pueblos tan encantadores y acogedores como Puerto Lápice, Villarta de San Juan, Villarrubia de los Ojos, Malagón, Daimiel o Ciudad Real, hasta llegar a uno de los humedales más importantes de Europa, las Tablas de Daimiel, un entorno natural inigualable.

Desde allí nos adentraremos en el Campo de Calatrava, con sus volcanes, sus castillos, sus ventas, sus casas señoriales y un sinfín de lugares que nos sumergirán en un viaje en el tiempo. Seguiremos hacia el sur, por Sierra Morena, pasando por la capital del vino de La Mancha, por la Plaza de Toros Santuario más antigua de toda Europa y por un Palacio renacentista como si fuera un barco varado en pleno territorio. Continuaremos por los Campos de Montiel y proseguiremos hasta otro parque natural único, el de las Lagunas de Ruidera.

Lagunas de Ruidera. Foto: Ruta de Don Quijote
Lagunas de Ruidera. Foto: Ruta de Don Quijote

Cada etapa del camino nos permitirá deleitarnos con los escenarios de la novela, descubrir pequeñas poblaciones a las que, de otra forma, quizá no hubiéramos prestado atención y que constituyen todo un deleite para la vista.

Por mencionar solo una de ellas, una de las más representativas, El Toboso, patria de la amada Dulcinea, en la que encontraremos además de la Casa de Dulcinea, un magnífico Museo Cervantino, pero también plazuelas y calles de gran valor histórico y monumental, además de ser el lugar perfecto para degustar la riquísima y deleitante gastronomía manchega, un elemento imprescindible en una ruta en torno a Don Quijote.

El Toboso, parada imprescindible en la Ruta del Quijote
El Toboso, parada imprescindible en la Ruta del Quijote. Foto: Turismo de Castilla La Mancha

Dónde dormir para viajar con perro tras los pasos del Quijote

Si os animáis a recorrer los pasos del Quijote con vuestro perro, una buenísima opción de alojamiento la encontramos en el alojamiento “El Descanso de Sancho”. Tanto su nombre como su ubicación, en la población de El Toboso, nos dan ya una idea de lo adecuado de nuestra elección. Además, aquí podremos disfrutar de todas las comodidades y nuestro peludo será recibido como uno más de la familia.

Salón con chimenea en El Descanso de Sancho, en El Toboso (Toledo)
Salón con chimenea en El Descanso de Sancho, en El Toboso (Toledo)

Por si fuera poco, el establecimiento se ubica en una finca privada, con lo cual nuestros amidogs disfrutarán de un montón de libertad para esparcirse, juguetear y corretear, sin riesgo a que puedan perderse, ya que la finca está rodeada toda ella por muros de piedra.

No solo eso, el alojamiento no impone restricciones ni por tamaño ni raza de perros. Tampoco aplica suplementos o fianzas. Las mascotas son totalmente bienvenidas con la única limitación de un máximo de tres perros por estancia. La casa es de alquiler íntegro y cuenta con capacidad para diez personas. En la zona exterior, dispone de jardín, piscina, aparcamiento y barbacoa. Y, en el interior, además de todas las comodidades, una magnífica chimenea te hará entrar en calor durante los meses de invierno.

¡Compártelo ya!

Artículos relacionados

Otras historias que pueden interesaros a ti y a tu peludo