¿Qué hacer si a tu perro le da un golpe de calor?

5 Ago 2019 · No hay comentarios

Estamos en veranito y nuestros perretes lo saben mejor que nadie. Por eso, mucho ojo con la subida de temperaturas, es algo por lo que tenéis que estar muy alerta, ya que es cuando le sube la temperatura corporal de manera brusca a nuestros amigos de cuatro patas.

Un golpe de calor puede ser mortal, ya que es un trastorno grave que manifiesta nuestro peludo cuando no consigue expulsar el calor que absorbe, por eso le sube su temperatura corporal y afecta a su sistema nervioso central. Por eso, no queremos dejar de contaros qué hacer si a tu perro le da un golpe de calor, para que estéis preparados y podáis actuar con rapidez si llega a producirse dicha situación.

Como bien contestasteis en la encuesta que hicimos al respecto en nuestro Instagram, los perros regulan su temperatura a través de la boca, es su manera de “refrigerarse”. Por lo que si lo ves con excesivo jadeo y/o con una respiración muy acelerada, mejor éstate alerta.

Síntomas del golpe de calor

  • Se tambalea al caminar
  • Coloración azulada de piel
  • Dificultad para respirar
  • Temblores musculares o tiene convulsiones
  • Pierde la conciencia
  • Mareos y/o vómitos
  • A veces diarreas

Cómo prevenir el golpe de calor

Para prevenir que nuestra mascota pase por esta mala fase, lo que debemos hacer es disponer siempre de agua fresca para ellos. Por supuesto, nunca dejarlos encerrados en lugares calurosos como un coche o terrazas. Aunque tu perro sea muy inquieto y estés acostumbrado a hacer ejercicio intenso con él/ella, los días de mucho calor es mejor que no lo hagáis. No es bueno ni para ti ni para tu peludo.

Refrescarse es un buen remedio para prevenir los golpes de calor
Refrescarse es un buen remedio para prevenir los golpes de calor

Si estás de viaje, como ya os comentamos hace unos días, es recomendable que el perro pueda descansar a la sombra e hidratarse bien.

Si estás de aventuras con tu mascota, vigila su estado en todo momento y refréscale el cuello y la cabeza con regularidad. Y, si tienes cerca un río, acequia, mar, embalse, etc…, no desaproveches la oportunidad de daros un buen chapuzón. De esta manera estará (o estaréis) fresquitos.

Si a pesar de todo tu perro sufre un golpe de calor, debes llevarlo al veterinario de urgencia médica para que puedan bajarle la temperatura y para descartar que hayan quedado secuelas en algún órgano.

¡Compártelo ya!

Artículos relacionados

Otras historias que pueden interesaros a ti y a tu peludo