Viajando con mi mascota

22 Oct 2018 · No hay comentarios

Seguramente hayas escuchado alguna vez el término “pet-friendly” y sepas lo que puede significar para una persona a la que le gusta viajar con su mascota.

En inglés, “pet” es mascota y “friendly” se traduce como amigable, y juntos forman la expresión “mascota amigable” que se utiliza para denominar a los espacios, establecimientos, alojamientos y, en definitiva, lugares públicos que permiten la entrada a animales de compañía.

Viajando con mi mascota: Holy the Pug pensando próximo destino de viaje
Holy the Pug pensando próximo destino de viaje

Pues bien, este término se lleva utilizando desde hace muy pocos años en nuestro país, aunque, afortunadamente, cada vez son más los lugares que se unen al espíritu o la filosofía “pet-friendly”.

Los que somos dueños de mascotas, sabemos que disfrutar de las vacaciones junto con tu mejor amigo o el simple hecho de tomar un café en la terraza de cualquier local con tu peludo a los pies transmite felicidad. Ellos son parte de nuestra familia, y como tal merecemos disfrutar de nuestro tiempo con ellos en cualquier parte, siempre de forma responsable.

Personalmente, compartir mi afición por viajar junto con mi pequeña “albóndiga” Holy, me provoca una alegría y felicidadque no todo el mundo entiende, y eso me recuerda la gran frase de Anatole France, Nobel de Literatura: “Hasta que no hayas amado a un animal, una parte de tu alma permanecerá dormida”.

Uno de los viajes más divertidos que hice con Holy fue a la playa. Como vivimos en la capital, nunca habíamos ido a la playa con él, y siempre quise saber cómo reaccionaría al ver el mar por primera vez yal meterse dentro del agua.Os imaginareis lo que puede suponer buscar buenas playas que permitan la entrada a perros en pleno mes de agosto.

En internet encontré bastante información al respecto pero, desde mi humilde opinión, nunca puedes asegurarte del todo, ya que las ordenanzas municipales de cada localidad pueden cambiar de un día a otro, o bien la playa en cuestión no es nada accesible y además no está en buen estado.

Viajando con mi mascota: Holy encontró su destino petfriendly ideal
Holy encontró su destino petfriendly ideal

Finalmente, encontré lo que resultó ser el lugar perfecto: Playa Can, en Gandía. Concretamente se encuentra en Playa d’Ahuir, una playa amplia y de arena fina, dónde han delimitado una zona en la que se permite la entrada de perros en temporada alta.Además, está muy controlada por socorristas y policía que pasan por la zona cada poco tiempo, e incluso te ofrecen estacas para clavar en la arena y poder tener la correa enganchada.

Gracias a que cada vez existen más lugares públicos a los que acceder con mascota y, sobre todo, webs y guías que recogen estos sitios para facilitar su búsqueda, Holy disfrutó de la playa por primera vezy fue una experiencia maravillosa que seguramente repetiremos.

A día de hoy, Holy ha visitado el norte, sur, este y oeste de España, además de Portugal. Tiene alma de viajero y nunca se cansa de investigar cada sitio que visitamos (¡acabo yo más cansada que él!).

Siempre logramos encontrar el alojamiento perfecto donde reciba el trato que se merece, aunque no siempre es fácil. Por ello estoy segura de que, gracias a esta guía, tu búsqueda del viaje perfecto junto con tu mejor amigo será mucho más fácil y disfrutarás de experiencias inolvidables que perdurarán para siempre en tu memoria.

Autor: Holy the Pug (@holythepug en Instagram)

¡Compártelo ya!

Artículos relacionados

Otras historias que pueden interesaros a ti y a tu peludo

29 Oct 2020

Viajar a Ibiza con perro

Hemos viajado en dos ocasiones a Ibiza con Lucca y en ambas nos ha parecido un destino genial para ir con perro. Pese a que las principales playas que…

Leer más