Un paseo a seis patas por el Valle del Alberche

14 Ene 2020 · No hay comentarios

Hoy queremos recomendaros una bonita zona en la provincia de Ávila, repleta de naturaleza y de preciosos lugares que recorrer en compañía de vuestro gran amigo de cuatro patas. Hablamos del Valle del Alberche, un río con abundantes zonas de baño además de espacios de descanso e, incluso, algunas playas fluviales.

Sendero GR10.3 por el Alto Alberche. Foto: Diputación de Ávila
Sendero GR10.3 por el Alto Alberche. Foto: Diputación de Ávila

Este estrecho y hondo valle, recorrido por el río Alberche y situado al este de la provincia de Ávila es una de las zonas más ricas a nivel monumental de Castilla y León y en ella encontramos, además, sorprendentes paisajes naturales entre las sierras de la Paramera y el límite sur de la Sierra de Gredos.

Un paseo a seis patas por el Valle del Alberche: El Alto Alberche

El nacimiento del río Alberche tiene lugar a unos 1.800 metros de altura, en la zona conocida como la Fuente del Alberche, dentro del término municipal de San Martín de la Vega del Alberche. En esta primera parte, el río Alberche atraviesa praderas y monte bajo, intercalando con algunas zonas de bosque de ribera hasta llegar a la población de San Martín de la Vega del Alberche atravesando sus tres puentes: el Nuevo, el Viejo y el Herrón.

Esta pequeña población en la que arranca el Valle del Alberche bien merece una visita, ya que en ella encontramos magníficas muestras de arquitectura popular. Las más extendidas son las casas de mampostería berroqueña, con sus típicos pajares y su corral delantero; pero también aquí encontramos un tejar, un potro de herrar, una vieja fragua y varios molinos, uno de ellos junto al puente Viejo. Además, os recomendamos también acercaros a ver la iglesia parroquial, su pórtico sur y algunas de las imágenes que conserva (como la de San Martín Obispo) bien lo merecen.

El Alberche y su valle continúan, desde aquí, hacia otra pequeña y pintoresca localidad: Garganta del Villar. No podéis dejar de contemplar las impresionantes vistas del valle desde campanario de su iglesia.

Desde allí, continuando el curso del río llegaremos al Antiguo Poblado de Altopaso y, muy cerca de él, un puente de factura medieval restaurado recientemente. Desde aquí, además, parten varios senderos de fácil recorrido.

Esta zona, conocida como el Alto Alberche, continúa hacia Navadijos y finaliza en Cepeda La Mora, último pueblo de la zona alta del curso del río.

Un paseo a seis patas por el Valle del Alberche: siguiendo el río

En todo caso, pasada la zona conocida como Alto Alberche, seguiremos encontrando otros lugares y enclaves interesantes para visitar en compañía de nuestro peludo. Son famosas, por ejemplo, las poblaciones de Cebreros, Burgohondo, Navaluenga, Las Navas del Marqués, Peguerinos, Navarrevisca, Navalacruz, San Juan de la Nava, Navarredondilla, Navatalgordo, San Juan del Molinillo, Navalmoral de la Sierra, Villanueva de Ávila, Navaquesera, Navalosa, Navalperal de Pinares o San Bartolomé de Pinares.

En todo caso, y más allá de las poblaciones, sabemos que seguramente vuestro peludo preferirá recorrer algunos espacios naturales en los que disfrutar de la libertad y el aire libre. De entre la gran riqueza natural del Valle del Alberche, destacan enclaves como el Pantano de El Burguillo, en el que encontraréis merenderos, restaurantes, preciosos paisajes y un lugar único para la práctica de deportes acuáticos.

Rodeando el pantano, además, encontraremos el Valle de Iruelas, un paraje ecológico sin igual, en torno al cual os propondremos una interesante ruta en cuatro etapas. Antes de hacerlo, no queremos dejar de mencionar tampoco otros espacios naturales de excepcional belleza como El Charco del Cura, el Castañar del Tiemblo, Las Cruceras o el Pinar de Hoyocasero.

Un paseo a seis patas por el Valle del Alberche: Toros de Guisando. Foto: Diputación de Ávila
Un paseo a seis patas por el Valle del Alberche: Toros de Guisando. Foto: Diputación de Ávila

En El Tiemblo, encontraréis también los famosos Toros de Guisando, figuras zoomorfas de origen celta y esculpidas en granito. Si bien su origen real se desconoce y está rodeado de historias mágicas y místicas, este fue el escenario de una de las páginas más importantes de la historia de España: el reconocimiento de Isabel la Católica como heredera de su hermano, Enrique IV, en el año 1468.

Un paseo a seis patas por el Valle del Alberche: senderismo en el Valle de Iruelas

Para que disfrutéis al máximo con vuestro peludo en el Valle del Alberche, os proponemos una ruta de cuatro etapas por los Bosques Mágicos del Valle de Iruelas. En total, las cuatro etapas suman 95 kilómetros de recorrido (si tomamos las variantes más extensas) y pueden completarse a pie, en bici o a caballo.

El primer tramo a recorrer es el que lleva desde El Tiemblo hasta la Casa del Parque de la Reserva natural del Valle de Iruelas. En este caso, podemos optar por dos variantes diferenciadas. La primera, de solo 9 kilómetros de extensión, es de dificultad fácil y puede recorrerse en apenas dos horas y media (a las que habrá que sumar, como siempre, las paradas y descansos que nuestro peludo requiera). Esta variante desciende desde El Tiemblo hasta el embalse del Charco del Cura y enlaza con el sendero GR10, atravesando el pantano de El Burguillo y, desde allí, regresando al GR10 para llevarnos hasta las Cruceras y la Casa del Parque de la Reserva Natural del Valle de Iruelas.

Charco del Cura, en El Tiemblo. Foto: Diputación de Ávila
Charco del Cura, en El Tiemblo. Foto: Diputación de Ávila

La alternativa a este primer tramo es bastante más exigente y solo está recomendada para senderistas experimentados y en buena forma. Por tanto, y sobre todo si vamos a realizarla en compañía de vuestro perro, es mejor pensárnoslo dos veces y no arriesgarnos más de lo necesario. Esta ruta alternativa parte de El Tiemblo, continúa por una pista asfaltada hasta El Castañar, sigue por la senda de El Castañar, enlaza con el área recreativa de Los Barrancos y sigue en pendiente hasta el Pozo de la Nieve y Puerto Casillas (un privilegiado mirador de esta reserva natural) para descender después hasta la Casa del Parque.

El segundo tramo de la ruta de los Bosques Mágicos del Valle de Iruelas se extiende por 17 kilómetros y es también de dificultad fácil. El tiempo estimado (sin paradas y a un ritmo medio) es de cinco horas. Arrancaremos al final del primer tramo, en la Casa del Parque de la Reserva Natural del Valle de Iruelas, y tomaremos la senda que va hacia la derecha entre la pista asfaltada y el pantano de El Burguillo. El recorrido nos llevará a través de la Garganta de Iruelas, atravesará el área recreativa Siempre Verde, seguirá hacia La Rinconada y llegará hasta el GR10. Al sobrepasar la cola del embalse, pasaremos cerca de El Rincón y la colonia Venero Claro para finalizar junto al puente romano de Navaluenga.

La tercera etapa de la ruta de los Bosques Mágicos del Valle de Iruelas va desde Navaluenga hasta El Barraco. El primer tramo transcurrirá entre muros de piedra seca, por el camino de El Barraco hasta Navaluenga y, desde allí, tendremos dos opciones. La primera, de 17 kilómetros, nos llevará hasta San Juan de la Nava por el Camino del Chorro y después por el GR10.3 hasta El Barraco. La segunda, de 21 kilómetros, atraviesa el Monte de El Encinar y enlaza con el Cerro Morrueco hasta llegar a El Barraco.

Finalmente, el cuarto y último tramo de la ruta de los Bosques Mágicos, nos hará retroceder por el mismo camino que recorrimos en la etapa anterior, desde donde tomaremos el sendero que atraviesa El Monte del Encinar, para después cruzar la N-403 y enlazar con el sendero GR10.3. Desde ahí, tomaremos el Camino de Valdelatas y el Camino del Macho, descenderemos hasta cruzar el puente de Remajarina sobre el río Gaznata y bordearemos la margen izquierda del embalse de El Burguillo hasta alcanzar la pista de tierra que sube hasta la Urbanización Arroyo de la Parra. En ese punto, enlazaremos con el Mirador de la Gaznata y descenderemos por el camino de la cantera que conecta con la antigua carretera N-403 y sigue por el embalse del Charco del Cura, manteniendo el mismo trazado que en la primera parte de la ruta hasta llegar a El Tiemblo, donde empezamos.

Se trata de una ruta ideal para recorrer sobre todo en primavera y otoño y que os permitirá pasar un rato agradable, al tiempo que recorréis paisajes naturales de increíble belleza.

Dónde dormir en el Valle del Alberche con nuestro perro

Si váis a recorrer el Valle del Alberche con vuestro perro, ya sea haciendo una ruta desde el Alto Alberche al resto del curso del río, o para llevar a cabo la ruta de los Bosques Mágicos del Valle del Iruela, os recomendamos alojaros en La Cañadilla y Cabaña de Gredos, un encantador alojamiento rural situado en el término municipal de San Martín de la Vega del Alberche.

Dónde dormir con perro en el Valle del Alberche: La Cañadilla y Cabaña de Gredos
Dónde dormir con perro en el Valle del Alberche: La Cañadilla y Cabaña de Gredos

En realidad, se trata de tres bonitas casas rurales construidas en piedra y madera, en todas las cuales vuestro peludo será más que bienvenido. En ellas, dispondréis de todas las comodidades, además de un restaurante en el que degustar los platos típicos de la zona, una terraza y un jardín con zona de barbacoa, todo ello a los pies de la Sierra de Gredos.

¡Compártelo ya!

Artículos relacionados

Otras historias que pueden interesaros a ti y a tu peludo