¿Por qué mi perro se está comportando mal durante el confinamiento?

1 Abr 2020 · No hay comentarios

Nuestros perros son animales de costumbres. Una de las principales medidas que un educador canino (siempre aconsejamos educadores en positivo) te indica adoptar cuando hay problemas de comportamiento es, intentar en la medida de lo posible, seguir una rutina. Los perros se sienten más seguros cuando pueden anticipar todo lo que sucede a su alrededor. Saber de antemano cuándo se va a pasear y cuando no, cuando toca comer, etc… baja los niveles de estrés y por lo tanto posibles problemas como ladridos, excitación, etc…

Ahora nos ha tocado durante varios días confinarnos en nuestras casas y salir única y exclusivamente con nuestro amigo peludo para evacuar. La última indicación a fecha 20/03/2020 es no pasea a tu perro a más de 200 metros de tu vivienda y exclusivamente para hacer sus necesidades. Ya tendremos tiempo, esperemos muy pronto, para largos paseos al aire libre. Aquí tenéis un artículo de cómo pasear con vuestros perros durante el estado de alarma.

Este hecho puede desencadenar problemas de estrés, al igual que sucede con los humanos. Estar confinado en casa muchas horas puede irritar nuestro carácter y es algo que no es ajeno a nuestras mascotas. Para ello siempre trabajaremos con nuestro perro desde la calma y la tranquilidad, canalizando esa frustración que tiene el pero por estar ‘encerrado’ hacía juegos de ‘mordisqueo’, juegos olfativos o una buena sesión de caricias y masajes.


Está más que demostrado que los juegos de olfateo estimulan la actividad cerebral de nuestros perros, además de bajar sus pulsaciones. Al rebajar sus pulsaciones van a permanecer más tranquilos en nuestras casas y van a rebajar sus niveles de estrés y por lo tanto la necesidad de salir a la calle a orinar. Además se estrecha vínculo con el perro al realizar actividades positivas con él.

Si disponemos de un perro más inquieto y con poco interés hacia los juegos de olfateo, podemos optar por ofrecerle chucherías u objetos para mordisquear. En cierto modo sería como un chicle para los humanos :). Hay numerosas tiendas on-line que venden astas de ciervo o búfalo aptas para rebajar los niveles de estrés de nuestros amiguetes. Sino podemos optar por algún tipo de cuerda, una caja de huevos con premios dentro o similar, siempre y cuando estemos seguros de que no va a ingerir nada indebido. Con este tipo de objetos siempre recomendamos supervisión.

Además de todo esto, trabajar desde la calma es fundamental. Si nuestro perro nos ve tranquilos y relajados, nuestro perro se influenciará de ese estado. ¿Nunca os ha pasado que ante un nuevo estímulo, lo primero que hace nuestro perro es mirarnos? Eso es porque para ellos, somos en parte, un guía. Ellos, para tratar de entender ese nuevo estímulo, buscan referentes para evaluar si ese estímulo es peligroso o no. Por lo tanto ante esta nueva situación es esencial mantenernos tranquilos para trasmitir ese estado. Aquí nuestros amigos de ‘La Voz de Tu Perro’ lo explican a la perfección.

En los próximos días lanzaremos una serie de juegos interactivos olfativos caseros para que podáis realizar con vuestros perros, por lo que seguidnos en redes sociales y estad atentos a nuevas novedades.

¡Compártelo ya!