Por la Vía Verde de Villaescusa

12 Feb 2020 · No hay comentarios

A nuestros peludos les encanta la naturaleza, caminar tranquilamente al aire libre, descubrir nuevos lugares en nuestra compañía, siempre eso sí de forma reposada y con calma. Nuestra propuesta de hoy nos lleva hasta Cantabria, una comunidad perfecta para practicar el ecoturismo y el senderismo con perro, ya que cuenta con un maravilloso y riquísimo entorno natural.

Nos encontramos en el extremo suroeste de la Bahía de Santander, en la que desembocan varias rías, en un paisaje de cañaverales, juncales y carrizales salpicado también por algunos hitos industriales que merece la pena visitar.

Foto: Ayuntamiento de Villaescusa
Foto: Ayuntamiento de Villaescusa

Si tomamos como referencia la población de Villaescusa, encontraremos un rico entorno natural en el que destaca el Macizo de Peña Cabarga, en la sierra costera al sur de la Bahía de Santander, y los altos de El Rodadero, Alto Castril Negro y Coto Mayor, que conforman un macizo calizo karstificado que fue catalogado como Punto de Interés Geológico por el Instituto Geológico Minero en el año 1983.

Muy cerca encontramos también el Parque de la Naturaleza de Cabárceno, un espacio zoológico de grandes dimensiones (750 hectáreas) al que se puede acceder desde Villaescusa por el barrio de Obregón y que inició su andadura en el año 1989. En él, nuestros peludos son bienvenidos, siempre y cuando estén debidamente atados y controlados.

No hay que olvidar que allí encontraremos varias especies de animales en libertad, por lo que podría generarle cierto estrés a nuestro perro. En todo caso, no podremos acceder con ellos ni a la telecabina, ni al recinto de los gorilas ni a las cafeterías del parque, donde solo se admite a los perros guías.

Foto: Parque de la Naturaleza de Cabárceno
Foto: Parque de la Naturaleza de Cabárceno

Descubriendo la Vía Verde de Villaescusa

En cuanto a la Vía Verde de Villaescusa, es una ruta ideal para realizar tanto a pie como en bicicleta. De dificultad media, en general transcurre por terreno muy llano y parajes muy tranquilos, así que es también perfecta para recorrer con nuestro amidog. En total, la distancia a recorrer será de ocho kilómetros y el desnivel no llega a los 100 metros.

Desde la población de El Astillero hasta el barrio de Obregón de Villaescusa, esta vía verde transcurre por el antiguo trazado del ferrocarril Astillero – Ontaneda, que constaba de 35 kilómetros y forma parte de la actual Vía Verde del Pas.

Vía Verde del Pas. Foto: Vías Verdes
Vía Verde del Pas. Foto: Vías Verdes

En general, nos encontraremos ante un terreno en su mayoría asfaltado, de gran interés paisajístico y totalmente accesible. No hay tampoco peligro de tráfico y no suele estar excesivamente concurrido. Además, a lo largo del camino encontraremos varias fuentes de agua.

Como decíamos, la vía arranca en el municipio de El Astillero, rodeado por las rías de Solía, Boo y Astillero, junto a la Bahía de Santander. Las rías y la bahía forman una amplia extensión de humedales en las que podemos contemplar aves migratorias. Nos encontramos, además, al pie de la Peña Cabarga, de 568 metros de altura, y un perfecto mirador de buena parte de Cantabria.

La vía parte de la propia entrada de Astillero, cruza la Ría de Solía por el puente de El Salvador y el paseo discurre en paralelo a la ría por un camino de gravilla hasta que, un kilómetro y medio más allá, encontramos ya la pista asfaltada. A su izquierda, cruzaremos el puente de hierro que usaba el antiguo ferrocarril, avanzando entre árboles y verdes campos, entre los que encontraremos algunos vestigios de patrimonio industrial en perfecta sincronía con la naturaleza.

A tres kilómetros del inicio de la travesía llegaremos al barrio de Liaño, desde donde cruzaremos la carretera a Sarón (CA 142) y retomaremos la antigua vía ferroviaria hasta llegar a lo que fue la estación de La Concha, aún perfectamente conservada y donde encontraremos una fuente de agua en la que podremos refrescarnos tanto nosotros como nuestro perro.

Y así continuaremos hasta dar con la entrada al Parque de Cabárceno, que dejaremos a nuestra espalda para tomar la carretera a nuestra izquierda que nos lleva hasta el barrio de Obregón, parte del municipio de Villaescusa. Al llegar allí, si deseamos regresar al inicio, tenemos un servicio de autobuses que circula cada hora y media.

Dónde dormir para recorrer la Vía Verde de Villaescusa

Una opción perfecta si vamos a recorrer la Vía Verde de Villaescusa con nuestro peludo es alojarnos en la Casona Dos Lagos. Ubicada en Villanueva de Villaescusa, se trata de un precioso hotel petfriendly ubicado en un antiguo edificio del siglo XI.

Casona dos Lagos, en Villanueva de Villaescusa
Casona dos Lagos, en Villanueva de Villaescusa

La casona está, además, enmarcada por dos lagos y rodeada de abundante vegetación, lo que la hace perfecta para descansar con nuestro peludo, quien también disfrutará de lo lindo paseando en sus bellos jardines de césped natural.

El máximo de perros por habitación es de dos y no podrán permanecer en la habitación sin compañía de sus humanos. No existen límites por tamaño o raza, si bien las razas consideradas potencialmente peligrosas tendrán que alojarse en las habitaciones con acceso exterior. Se recomienda, eso sí, que si vas a viajar aquí con tu mascota lleves tanto su camita como sus demás enseres.

¡Compártelo ya!

Artículos relacionados

Otras historias que pueden interesaros a ti y a tu peludo