La leishmaniosis, una enfermedad frente a la que hay que proteger a los perros durante todo el año

17 Jul 2019 · No hay comentarios

Los cambios en las condiciones climatológicas con el consecuente aumento de las temperaturas, están afectando de forma significativa al riesgo de transmisión de la leishmaniosis pudiendo existir ahora durante todo el año.1 Dicho aumento de las temperaturas no solo ha ampliado el periodo de transmisión de la enfermedad, sino que también está favoreciendo la presencia de flebotomos que transmiten la leishmaniosis en casi todas las provincias de España.2

La leishmaniosis es una enfermedad parasitaria grave que afecta principalmente a los perros, pero que también se puede transmitir a las personas. Un perro infectado no transmite directamente la enfermedad, sino que es el flebotomo el que pica y transmite la enfermedad a otro perro o persona.

La prevención de la leishmaniosis canina es fundamental tanto para proteger la salud del perro, como para evitar la propagación de la enfermedad. Ahora que el riesgo de contagio puede existir todo el año, es muy importante asegurarte que tu perro está protegido durante los 12 meses.

Ya no tienes que preocuparte de cuándo empieza o acaba la temporada de riesgo, Scalibor® proporciona una protección completa frente al mosquito transmisor de la leishmaniosis durante todo un año con un solo collar.3

Cómo se transmite la leishmaniosis

La leishmaniosis se transmite a través de la picadura de un mosquito llamado flebotomo. Es decir, es necesaria la presencia de un flebotomo que actúa como vector de la enfermedad.

Paso 1 de contagio leishmaniosis

La transmisión se inicia cuando una hembra de flebotomo pica a un animal ya infectado por el parásito Leishmania spp. y ésta ingiere los parásitos. Estos parásitos se multiplican en el aparato digestivo del flebotomo para después llegar hasta el aparato bucal y a las glándulas salivares. Cuando vuelve a picar, inoculan el parásito a través de la piel del hospedador.

De esta forma, este flebotomo que ha picado anteriormente a un animal infectado con Leishmania spp. irá, poco a poco con cada nueva picadura, transmitiendo la enfermedad a sus siguientes “víctimas”.

Paso 2 de contagio leishmaniosis

En nuestro país, son tres las especies de flebotomos que pueden transmitir esta enfermedad. Nos referimos al Phlebotomus perniciosus, el Phlebotomus ariasi y el Phlebotomus langeroni. De estos tres, el más abundante es el primero, cuya presencia está registrada tanto en la costa como en las montañas, y que es especialmente predominante en las zonas urbanas.

Efectos del aumento de temperaturas: ¿cómo afecta a la transmisión de la leishmaniosis?

La variabilidad y subida de temperaturas están teniendo una importante repercusión en enfermedades como la leishmaniosis canina. Este aumento de las temperaturas, además de ampliar la temporada de riesgo del flebotomo, está modificando algunos de los patrones de la biología de los “mosquitos” que transmiten la enfermedad.2

El metabolismo de los flebotomos depende de las temperaturas ambientales externas que condicionan la mayor parte de su actividad. Ahora, estos mosquitos tardan menos en hacer la digestión de la sangre, la maduración de los huevos y la consiguiente puesta. Si el flebotomo está infectado con Leishmania spp., se puede producir un aumento en el riesgo de transmisión de la leishmaniosis por estar capacitado para realizar más cantidad de picaduras infectantes. 2

Estas razones llevaron a MSD Animal Health hace más de 2 años a realizar nuevos estudios de eficacia de Scalibor más prolongados en el tiempo, para comprobar si sus altos índices de repelencia frente al flebotomo se adaptaban a estas actuales condiciones climatológicas.

Estos nuevos estudios han demostrado que Scalibor® mantiene una eficacia repelente frente al flebotomo de entre el 94 y el 98% de forma constante durante 12 meses.4 Cumpliendo con los parámetros establecidos por las Autoridades Sanitarias que establecen que el efecto repelente debe estar comprendido entre el 80 y el 100%, siempre preferiblemente por encima del 90%, sin que deban registrarse altibajos en todo el periodo de prevención.5

Cómo prevenir de forma adecuada la leishmaniosis canina

Teniendo en cuenta que ahora el riesgo de contagio puede existir todo el año, es fundamental asegurar que los perros están protegidos durante los 12 meses.

Lo importante es evitar la picadura de los flebotomos, ya que es la picadura del mosquito la que produce la enfermedad si el mosquito está infectado.2 Según los expertos, para prevenir las infecciones por el parásito Leishmania spp., la principal forma es utilizando antiparasitarios tópicos como Scalibor® cuya actividad y efectividad frente a las picaduras de flebotomo haya sido comprobada.6

Si tu mascota ya está infectada, continúa utilizando métodos de prevención frente las picaduras del flebotomo. De esta forma, además de evitar posibles recaídas, reducirás el riesgo de que una nueva picadura de flebotomo inicie un nuevo proceso de transmisión de la enfermedad a otros animales o, incluso, a personas.

Algunas precauciones muy sencillas que podemos poner en práctica y que pueden ayudar a prevenir esta enfermedad, son el uso de mosquiteras de malla fina para impedir el acceso del flebotomo al interior de nuestro hogar, dejar que nuestro perro duerma en el interior de la casa y, por supuesto, reducir al mínimo (o, incluso, eliminar) los paseos nocturnos con nuestro perro.

Mediante una protección adecuada durante 12 meses frente a las picaduras del flebotomo, reduciremos el riesgo de infección y, por tanto, la incidencia futura de la enfermedad.

Con más de 10 estudios de repelencia frente al flebotomo, estudios de campo con más de 30.000 perros y la evidencia real de 20 años protegiendo a millones de perros frente a la leishmaniosis.7 Ya las familias con perros no tendrán que preocuparse de cuándo han puesto el collar, Scalibor® ofrece 12 meses de protección frente al flebotomo durante todo un año.3

Banner Scalibor leishmaniosis

  1. Alten B, Maia C, Afonso MO, Campino L, Jiménez M, González E, et al. (2016) Seasonal Dynamics of Phlebotomine Sand Fly Species Proven Vectors of Mediterranean Leishmaniasis Caused by Leishmania infantum. PLoS Negl Trop Dis 10(2):e0004458. doi:10.1371/journal.pntd.0004458.
  2. Javier Lucientes. Leishmaniosis y el cambio climático en España. Cambio del paradigma en la Prevención. Revista ARGOS, Marzo 2019.
  3. SPC Scalibor®.
  4. Samara Paulin, Régis Frénais, Emmanuel Thomas Email author and Paul M. Laboratory assessment of the anti-feeding effect for up to 12 months of a slow release deltamethrin collar (Scalibor®) against the sand fly Phlebotomus perniciosus in dogs. Parasites & Vectors 2018 11:529.
  5. Guideline for the testing and evaluation of the efficacy of antiparasitic substances for the treatment and prevention of tick and flea infestation in dogs and cats. 14 July 2016. EMEA/CVMP/EWP/005/2000-Rev.3. Committee for Medicinal Products for Veterinary Use (CVMP).
  6. Miro et al. Novel Areas for Prevention and Control of Canine Leishmaniosis. TrendsinParasitology, September2017, Vol.33, No.9.
  7. Recopilación de los estudios publicados y disponibles en el Dossier científico MSD Animal Health 2019.

Texto e imágenes: Scalibor®

Artículos relacionados

Otras historias que pueden interesaros a ti y a tu peludo