Se busca casa rural con chimenea ¡y de alquiler íntegro!

3 Oct 2020 · No hay comentarios

Si antes del verano, os contábamos que lo más buscado eran las casas rurales con piscina o cercanas a ríos y playas, con la llegada del otoño y las previsiones de un invierno diferente a lo que estamos acostumbrados, las preferencias de los viajeros cambian y éstos buscan ahora casas de alquiler íntegro y con una buena chimenea.

La bajada de las temperaturas es un factor fundamental a tener en cuenta para quienes buscan alojamiento para una escapada en los meses de otoño e invierno. Así, frente a las peticiones de “jardín privado”, “piscina” o “proximidad a río y/o playa” que resultaban predominantes en la época veraniega, las búsquedas de alojamiento empiezan a mostrar nuevas tendencias.

Entre ellas, dos son las más extendidas, y en la mayoría de los casos van de la mano. La primera, que se mantiene respecto a la temporada veraniega, es la de buscar un establecimiento de alquiler íntegro y, a ser posible, alejado de los grandes núcleos urbanos. Se buscan, por tanto, casas rurales o apartamentos situados en pequeñas poblaciones o, incluso, rodeados de campo y naturaleza y en los que se pueda estar únicamente con las personas con las que viajas.

La segunda condición, también presente en la gran mayoría de reservas que se están recibiendo para la temporada otoñal y, especialmente conforme se avanza hacia las Navidades y el final de este año 2020, es que el establecimiento cuente con una buena chimenea. Y es que, ahora que las temperaturas harán más complicadas las estancias al aire libre, contar con una buena fuente de calor en torno a la cual disfrutar del ocio y la calidez familiar, es imprescindible.

De hecho, junto a estas dos condiciones, se viene observando ya otra tercera tendencia que viene despuntando poco a poco, si bien aún de forma más tímida que las dos anteriores, y es que se buscan alojamientos con amplio espacio interior, especialmente en lo que respecta al salón, para poder disfrutar de las horas del día charlando, jugando con nuestros peludos o de la forma que más nos guste.

Y vosotros, ¿qué le pedís a los alojamientos a los que viajáis con vuestros peludos en esta época del año?

¡Compártelo ya!

Artículos relacionados

Otras historias que pueden interesaros a ti y a tu peludo