Ruta por el Cañón de Río Lobos y alrededores

21 Nov 2019 · No hay comentarios

El Cañón de Río Lobos es un parque natural situado entre Soria y Burgos y en él puedes encontrar una ruta de más de 25 kilómetros que podrás realizar con tu perro para vuestro disfrute. Se trata de un profundo cañón con entrada desde diferentes puntos para que puedas elegir entre 15 rutas para hacer la que más te apetezca.

Nosotros iniciamos la Ruta del Río desde Ucero, que es la más larga, pero sin hacer esos 25 km., ya que aprovechamos otras rutas que más adelante comentaremos.

El comienzo de esta ruta es preciosa: la vegetación, las aves sobrevolando el cañón, los arroyos, los nenúfares, los puentes, las cuevas, la ermita… Todo vale la pena.

La ruta está muy bien señalizada pero no está de más ir acompañado de un mapa. El mapa te lo dan cuando pagas una pequeña entrada por aparcar tu coche en el parking. Simplemente hay que seguir el sendero y dejarse llevar por todas las maravillas que nos presenta la naturaleza.

Si tu perro está bien educado podrá ir suelto, como fue el caso de Uma, que disfrutó en todo momento de total libertad, dándose el gusto de poder hasta refrescarse en un estanque repleto de ranas.

Uma refrescándose en un estanque, durante la Ruta del Cañón de Río Lobos
Uma refrescándose en un estanque, durante la Ruta del Cañón de Río Lobos

La gran sorpresa del Cañón del Río Lobos se encuentra en la ermita de San Bartolomé (siglo XII), una ermita templaria que tiene como curiosidad que está a la misma distancia del Cabo de Creus y del Cabo de Finisterre.

Desde allí, vale la pena tumbarse en su césped y contemplar las vistas del Cañón, los buitres sobrevolar el cielo y sentir la paz que envuelve en todo momento.

Ermita de San Bartolomé, en la Ruta del Cañón de Río Lobos
Ermita de San Bartolomé, en la Ruta del Cañón de Río Lobos

Desde este punto se puede acceder al “Balconcillo”, un lugar elevado con unas vistas impresionantes, a la cueva “Grande” que contiene pinturas rupestres y al sendero que continua hacia otro punto muy interesante situado a unos 4 kilómetros de la ermita: “El Colmenar de los Frailes”, unas viejas colmenas ubicadas en un entrante de una roca y que utilizaban los frailes templarios para recoger miel.

El paseo vale mucho la pena y estuvimos unas 4 horas disfrutándolo.

A continuación nos dirigimos a un punto muy cercano del Cañón: la Fuentona de Muriel, no sin antes pararnos a comer en un pequeño bar camino a la Fuentona.

En esta ruta que suele durar unas dos horas podrás disfrutar de la ermita de la Virgen del Valle, de la Fuentona y de una cascada impresionante. Tu perro disfrutará no solo del paseo sino de la cantidad de arroyos y manantiales en los que podrá chapotear.

No os podéis ir sin visitar los pueblos de Calatañazor (un viaje al pasado), Burgo de Osma o el castillo de Gormaz.

Estas rutas podéis hacerlas perfectamente en un fin de semana y para alojarse, nada mejor que hacerlo en el pueblo de Valdemaluque, concretamente en los Apartamentos Julia, una casa antigua que perteneció a un cura y que ahora está completamente reformada.

Un sitio perfecto para desconectar y relajarse con tu perro, con acceso a barbacoa y a jardín.

Fotos y texto: Uma Dog

¡Compártelo ya!

Artículos relacionados

Otras historias que pueden interesaros a ti y a tu peludo

29 Oct 2020

Viajar a Ibiza con perro

Hemos viajado en dos ocasiones a Ibiza con Lucca y en ambas nos ha parecido un destino genial para ir con perro. Pese a que las principales playas que…

Leer más