Consejos para viajar de forma segura con tu peludo

24 Jul 2020 · No hay comentarios

Lo sabemos. Este año las vacaciones van a ser diferentes para todos. Hay más dudas pero también muchísimas ganas de hacernos una escapada (o varias) con nuestro peludo. Por eso, desde Pets Travel, hemos querido recopilar aquí toda una serie de consejos y artículos útiles para ponéroslo más fácil a ambos  y que estas vacaciones sean perfectas.

Preparando las vacaciones

El primer paso, por supuesto, es elegir destino. Este año, más que nunca, la tendencia es a buscar un destino cercano, ya sea en nuestra propia comunidad autónoma o en las aledañas. Es una oportunidad única para conocer lugares próximos, destinos que siempre vamos posponiendo por estar “demasiado cerca”. ¿Quién sabe? Igual hasta nos permite descubrir pequeños rincones a los que continuar haciendo pequeñas escapadas de fin de semana en compañía de nuestro peludo.

Las playas caninas, un factor decisivo para buscar destino
Las playas caninas, un factor decisivo para buscar destino

A la hora de elegir destino, por supuesto, hay varios factores a tener en cuenta. Uno de los más habituales, es la proximidad de alguna playa canina; pero no es el único. Estudios recientes nos indican que los viajeros con mascota buscamos destinos rurales, con alojamientos en los que nuestros peludos sean bienvenidos y cuyo transporte público y otros servicios también sean lo más petfriendly posible.

Así las cosas, para poder elegir mejor nuestro destino ideal, el siguiente paso será la búsqueda de alojamientos petfriendly en los que nuestros amigos de cuatro patas sean recibidos como uno más de la familia. Aquí será muy útil nuestro buscador, con posibilidad de filtrar por servicios, por peso y número de animales y el hecho de conocer desde el primer momento las condiciones de admisión de cada establecimiento.

Una recomendación final respecto a esta fase preparatoria, que se hace aún más importante si cabe este año, es comprobar directamente con fuentes oficiales que aquellos lugares a los que vayamos a querer acceder con nuestro amidog (ya sean playas, espacios naturales, monumentos, etc) siguen permitiendo el acceso a nuestros peludos, ya que la pandemia ha restringido aún más si cabe su acceso a muchos lugares.

Paseando por Milán
Paseando por Milán

Finalmente, y además de la ya muy extendida obligación de llevar la mascarilla puesta, será también de utilidad conocer la legislación de tenencia de animales de la localidad a la que nos dirigimos, si es que tiene una específica.

¡Nos ponemos en marcha!

A la hora de viajar deberemos tener muy en cuenta las características del medio de transporte elegido para el desplazamiento. No os confiéis porque este año, debido a la especial situación sanitaria, muchas líneas de tren y autobús han visto recortadas sus frecuencias o, incluso, han eliminado algunas rutas.

Una vez tengáis elegido el medio de transporte, y comprados billetes en su caso, os recomendamos echar un ojo a los consejos que en su día os dimos para viajar con vuestro peludo en avión, barco, tren o en nuestro propio automóvil. En este último caso, deberemos prever también (en caso de no contar ya con ellos) de los accesorios de seguridad necesarios para que nuestro peludo viaje lo más cómodo posible.

Viajar con perro en coche

No olvidéis, además, hacer una lista con el equipaje necesario para vuestro peludo y comprobar antes de salir que lleváis todo lo necesario no solo para las vacaciones, sino también para el propio trayecto. De nuevo, una recomendación extra para este año tan “especial”, si es posible llevaros con vosotros su propia camita, sus juguetes y demás. Vuestro peludo se sentirá mucho más cómodo con sus propias cosas y, además, dado que muchos alojamientos han limitado al máximo la decoración y elementos a disposición de los huéspedes por seguridad, evitaremos que nos falte algo esencial.

En el destino

Una vez en nuestro destino, además de hacer el check in y ponernos cómodos en el establecimiento, si es un destino nuevo para nuestro peludo, os recomendamos hacer un pequeño itinerario de reconocimiento, despacio y a su ritmo, para que nuestro amidog gane en seguridad. Esto nos permitirá también, en caso de ser necesario y estar permitido en el establecimiento, poder dejarle solo momentáneamente en la habitación del hotel para comer o cenar.

Nuestro peludo estará más cómodo con sus propias cosas
Nuestro peludo estará más cómodo con sus propias cosas

También muy recomendable es dejarnos aconsejar por los propios gerentes del establecimiento sobre horarios y lugares turísticos que visitar con nuestro peludo en los alrededores. Quien mejor que ellos para conocer la zona y saber si hay alguna limitación o consejo extra a tener en cuenta.

Y, dependiendo del tipo de destino elegido, no dejéis de tener en cuenta los consejos que os hemos dado otras veces para ir con vuestro peludo a la montaña o a la playa, entre los que se incluye por supuesto el evitar que beba agua del mar, ya que puede ser muy perjudicial para él/ella.

¡Cuidaos mucho, viajad seguros y disfrutad al máximo del tiempo con vuestro peludo!

¡Compártelo ya!

Artículos relacionados

Otras historias que pueden interesaros a ti y a tu peludo