¿Cómo reanudar la vida cotidiana con mi perro tras el confinamiento?

22 Abr 2020 · No hay comentarios

Han sido unos días muy duros. Días con graves y tristes noticias. Sin embargo todos los sacrificios de movilidad que hemos realizado, empiezan a tener sus frutos. De forma progresiva vamos a recuperar el pulso de nuestras vidas, aunque seguramente vendrán semanas y meses dónde nuestras vidas van a ser un poco diferentes.

Tenemos que tener en cuenta que nuestros perros han sufrido grandes cambios en sus rutinas en muy pocas semanas. Posiblemente hace días, nuestros cabezones venían de años de paseos establecidos en ciertas horas y de frecuentar siempre los mismos lugares. Ahora durante muchos días interminables se han visto restringidas sus salidas.

¿Puedo sacar a mi perro horas por el parque o el campo?

Está en nuestra mano evaluar en qué estado se encuentra nuestro perro tras el confinamiento. Habrá perros que se habrán aclimatado perfectamente a los cortos paseos y a las largas horas junto a sus dueños. Por el contrario podemos encontrarnos con perros que a los mínimos paseos, han sumado que sus dueños pertenecían a los servicios básicos y han pasado varias horas solos.

Nosotros siempre aconsejamos que todos los cambios sean progresivos, es decir, sumando día a día minutos a los paseos poco a poco y cada vez aumentando el radio de metros con respecto a nuestro hogar. Seguramente estemos deseando irnos con nuestros perros al parque o al campo, a disfrutar de muchas horas al aire libre. Pero siempre debemos observar los comportamientos de nuestos canes, y detectar si la situación les está sobrepasando. Hay que tener en cuenta que nuestros perros tienen un sistema cognitivo reducido y siempre los lugares cercanos a nuestras casas son los más seguros. Además no perciben el mundo como nosotros y en ocasiones situaciones con mucho ruido, personas, movimiento para nosotros no es díficil, pero para nuestros perros pueden ser un drama.

Desde Pets Travel siempre apostamos por que después de un paseo gratificante de horas en libertad, vengan paseos posteriores de relajación y por supuesto grandes siestas en casa. Nuestro amigo Jose Miguel de La Brújula Canina, lo explica muy bien, básandose en perros adoptados, pero podemos extrapolarlo en menor medida a cualquier situación de cambios

¿Tienes más preguntas al respecto? ¿Quieres contarnos tu experiencia? Déja comentarios aquí debajo.

¡Compártelo ya!