Almogía con perro: qué ver en el pueblo y sus alrededores

28 Sep 2019 · No hay comentarios

Hoy os proponemos un viaje a Andalucía, a la provincia de Málaga, a uno de sus bellos pueblos blancos. En concreto, os hablamos de qué ver en Almogía con perro, tanto en la población como en sus alrededores, en los que encontraremos bellos parajes naturales para recorrer y disfrutar en su compañía.

Como os decíamos, Almogía forma parte de la ruta de pueblos blancos en la provincia de Málaga. Es una pequeña población con mucho encanto en la que no podemos dejar de ver su monumento más importante: la iglesia parroquial de Nuestra Señora de la Asunción, del siglo XVI pero restaurada en el XIX tras ser dañada en un terremoto. En su exterior, destaca la torre del campanario y, en el interior, un lienzo de la segunda mitad del siglo XVIII de Pablo Ermitaño, y su nave central, con su armadura de madera.

Otros monumentos de interés en la localidad son: la Ermita del Sagrado Corazón de Jesús, la Capilla de Santo Cristo, la Ermita de las Tres Cruces, la Fuente de Hortezuela, el Lavadero La Noria y la Capilla Santa Ana.

Castillo de Almogía. Foto: Turismo de Andalucía
Castillo de Almogía. Foto: Turismo de Andalucía

Además, en los alrededores, destacaremos también tres lugares de época medieval y gran valor arquitectónico: la Venta del Fraile (con sus pinturas prehistóricas), Santi Petri y el Castillo de Almogía. Este último, del que solo se conservan restos, es de origen árabe y sirvió de fortaleza fronteriza en el siglo XV. De sus siete torres, solo se conserva una, la Torre de la Vela.

Almogía con perro: espacios naturales

Todo el entorno de Almogía es una maravilla natural para disfrutar en compañía de nuestro amado peludo. Esta población malagueña forma parte de la comarca Montes de Málaga y se ubica, entre olivos, almendros y pinos, en la solana del Cerro de la Peña. Concretamente, el territorio de Almogía va desde el corredor natural entre la Sierra del Torcal y los Montes de Málaga, en la zona septentrional, hasta las inmediaciones de la Hoya de Málaga, en la zona meridional.

El enclave más alto de todo el municipio es el Cerro Sancti Petri, de casi 800 metros de altura. En las cercanías encontramos también el río Campanillas, varios miradores y rutas senderistas de interés.

Camino Mozárabe de Santiago, a su paso por Almogía
Camino Mozárabe de Santiago, a su paso por Almogía. Foto: Turismo de Andalucía

Almogía forma parte también del conocido como Camino Mozárabe de Santiago, uno de los más antiguos trazados de la Ruta Jacobea, que ya utilizaban los cristianos que vivían en territorios árabes para enlazar con la Vía de la Plata hasta la capital gallega.

Rutas para descubrir Almogía con perro

Si vamos a viajar a Almogía con perro, una buena opción son las rutas senderistas que podemos hacer tomando esta población malagueña como base. Así, os proponemos cuatro rutas principales, todas ellas partiendo del albergue de la población. Recordad llevar siempre calzado cómodo y adecuado al terreno, agua y comida (para vosotros y para vuestro perro) y evitar, en lo posible, las épocas de mucho calor y los días lluviosos.

La primera de las rutas que os proponemos para descubrir Almogía con perro es la conocida como Sendero Charamuza o Ruta Charamuza – Lo Bernabé. Esta ruta es circular y se extiende por 8,8 kilómetros. La duración estimada sería de 3 horas y 15 minutos, sin añadir las paradas extra que pueda necesitar nuestro amigo de cuatro patas.

La ruta de Charamuza atraviesa algunos de los lugares más bellos del municipio de Almogía, como el Tajo de la Rambla, desde donde tendremos unas magníficas vistas de la zona de Curaque. A lo largo de este recorrido atravesaremos dos zonas: la de la Charamuza, rica en agua y en vegetación, y la de Lo Bernabé, de carácter agrícola y con vegetación autóctona.

Tres son las fuentes de agua potable que encontraremos en esta ruta: una, al inicio, junto al albergue de Almogía; otra, frente a la calle Arrabal del Castillo y la última, casi al finalizar, en la Plaza de la Constitución.

Vista panorámica de Almogía (Málaga)
Vista panorámica de Almogía (Málaga). Foto: Turismo de Andalucía

La segunda ruta para descubrir Almogía con perro sería el llamado Sendero Llano del Espinar. Con una longitud muy similar a la anterior (unos 8,5 kilómetros), es también circular aunque su duración prevista es menor y ronda las 2 horas y cuarto. Se trata de una ruta más o menos sencilla, con apenas desniveles en la que atravesaremos un mirador con una panorámica espectacular sobre el valle del río Campanillas.

La ruta transcurre en parte por el propio Camino de Santiago, en una zona eminentemente agrícola en la que encontraremos olivos y almendros, así como otros cultivos de secano y vegetación autóctona mediterránea. En este caso, encontraremos también tres fuentes de agua potable a lo largo del camino: la primera, la del albergue; otra, en el mirador y la última, en la Plaza de la Constitución.

La tercera ruta en los alrededores de Almogía que os proponemos para recorrer en compañía de vuestro amidog es el Sendero del Río. Es una ruta algo más larga que las anteriores, de unos 13 kilómetros, lineal y que nos llevará cerca de 5 horas y media, siempre sin tener en cuenta las paradas añadidas que hagamos con nuestro peludo.

El Sendero del Río de Almogía va desde el pueblo hasta la cola del embalse de Casasola y transcurre a través de preciosos paisajes a través del cauce del río Campanillas y distintos tajos. Destacaremos también el Puente de las Palomas (romano), el Mirador sobre el Torcal de Antequera, la población de Villanueva de la Concepción, la pedanía del Barranco del Sol y las ventas de Las Palomas y de La Leche.

Existen varias rutas para descubrir Almogía con perro. Foto: Turismo de Andalucía
Existen varias rutas para descubrir Almogía con perro. Foto: Turismo de Andalucía

Además, parte de esta tercera ruta transcurre por el llamado Camino Real, actualmente inundado por la presa por lo que esta ruta no es recomendable en días lluviosos. El Camino Real, camino medieval reformado en el siglo XIII cuando se le otorgó su nombre, iba de Málaga a Antequera y era el acceso más importante de la provincia hacia el interior del país.

Finalmente, la cuarta ruta para descubrir Almogía con perro sería el Sendero Sancti Petri, una alternativa a la conocida ruta que parte desde Dos Herrizos hasta el cerro y que, en este caso, avanza entre cañadas reales.

Ojo, porque esta ruta cuenta con una única fuente de agua potable, justo al inicio, junto al albergue de Almogía, por lo que tendréis que ir bien aprovisionados para el camino, que se extiende por 13 kilómetros entre ida y vuelta, lo que nos supondrá unas seis horas de duración (sin tener en cuenta añadidos).

Desde lo alto del cerro Sancti Petri, además de los restos del castillo de Sancti Petri, del siglo X y actualmente derruido, tendremos unas magníficas vistas tanto de la ciudad de Málaga como de la Sierra de las Nieves, el Valle del Guadalhorce, la Sierra de Huma, el Torcal de Antequera, la Sierra de la comarca de Nororma, los Montes de Málaga y el Mediterráneo. En días claros, incluso podríamos llegar a ver la costa africana.

Dónde dormir en Almogía con perro

Como siempre, terminamos con una recomendación petfriendly para que podáis disfrutar al máximo de la zona, alojándoos en un establecimiento en el que vuestro gran amigo sea más que bienvenido. Se trata de Casas Rurales La Huerta, un cortijo recientemente restaurado y compuesto por siete casas rurales en las que se admiten mascotas, cada una de ellas con un estilo y un ambiente único.

Piscina de Casas Rurales La Huerta, en Almogía
Piscina de Casas Rurales La Huerta, en Almogía (Málaga)

Se admiten dos mascotas por alojamiento, con un suplemento diario de 5 euros por mascota. No está permitida la estancia de razas consideradas potencialmente peligrosas ni que los perros se queden solos en la habitación.

¡Compártelo ya!

Artículos relacionados

Otras historias que pueden interesaros a ti y a tu peludo